martes, 15 de marzo de 2011


París es para los enamorados, tal vez por esa razón sólo estuve allí 35 minutos.

Soy algo cabezota y muy insegura.
Confío demasiado en la gente y luego pues, pasa lo que pasa, te llevas mil y un palos, pero aun así, yo nunca aprendo.
Dicen que de buena soy tonta, y yo empiezo a pensarlo también.
Amo a mi perra, más de lo que se merece incluso, jajaja y me encanta hacerla rabiar y cuando se enfada de verdad y veo que es capaz de morderme, le regaño y se queda mirándome con cara de .. eing?.
Soy muy muy muy indecisa, y si hoy digo blanco, ten por seguro que mañana diré negro, ODIO la monotonía, no puedo ver las cosas iguales durante mucho tiempo, sino, me agobio, los muebles del cuarto los cambio cada dos por tres, las figuras de las estanterías, TODO! Me aburre muchísimo verlo siempre todo igual.
Soy muy caprichosa, sí, lo reconozco, y cuando he conseguido lo que quiero, sea lo que sea, de repente se me quitan las ganas de tenerlo y se pudre en el armario.
Por la noche, hay unos duendecillos que se dedican a colarse en mi habitación y desordenarla, para que así mi madre por la mañana me diga que tengo el cuarto desordenado, y sí, es increíble, porque ordeno el cuarto casi todos los días y siempre hay algo por medio, no encuentro otra explicación más lógica que la de los duendecillos, y, la he buscado eh!
Soy extremadamente sensible ante los comentarios de algunas personas, no lloro por grandes cosas, ni por mucha gente, a lo largo de mi vida solo he llorado por dos niños, y algún que otro familiar, en cambio, me hincho de llorar cuando veo programas como El Diario, y por cualquier estupidez sin importancia.
La ilusión y la esperanza son mis peores enemigas, siempre me decepcionan, y aun así, las mantengo, a mi madre le encanta hacer tartas, bizcochos, magdalenas y todo lo que tenga relación, y yo, las ODIO no me gustan nada, mucha gente dice que soy tonta por no aprovecharlo pero, dicen que no está hecha la miel para la boca del asno, no?
Soy demasiado responsable para algunas cosas, y un poco descuidada para otras, la fuerza de voluntad en mí brilla por su ausencia, cuando algo no me sale bien a la primera, me rindo, y si no viene alguien a apoyarme y demostrarme que puedo hacerlo, se queda sin hacer.
Necesito que la gente muestre confianza en mí, que me digan que puedo hacer determinadas cosas, y que soy buena persona, y esas cosas que nos gusta escuchar.
ODIO que me lleven la contraria, y, me cuesta un poquito ceder,
Puedo estar horas y horas hablando con cualquier persona por teléfono, sin la necesidad  de que estemos diciendo algo interesante,
Odio que la gente llegue tarde si quedamos para algo, porque odio esperar, sea lo que sea, por lo tanto, siempre soy muy puntual.
Si estoy haciendo una cosa, y de repente de me pasa otra por la cabeza, tengo que hacer la segunda y aplazar la primera, durante un instante, o no hacerla nunca directamente, soy algo celosa, siempre perdono, aunque, pocas veces olvido, soy un poquito mal pensada, sí, en todos los sentidos, me encanta jugar al baloncesto, y cuando jugaba en equipo, odiaba perder y encima esforzarme al máximo, y que alguna compañera se lo tomara a cachondeo.
 La confianza en mí misma es de cero y descendiendo, ver los programas “ basura “ me distrae un montón, me encanta mujeres y hombres y viceversa, y como he dicho antes, lloro con El Diario.
Me cuesta mucho quedarme despierta hasta que acaban las series que echan por la noche, me E N C A N T A N los peluches, de todo tipo, la igual la forma, el color, el tamaño, si es bonito o feo, da igual, a mí me encanta seguro, y, evidentemente, tengo un montón!
Cuando estoy muy aburrida, me ducho, me peino un poco me pongo cualquier cosa y… me hago 9876567 fotos, no suelo tardar mas de 20 minutos en dejar la tarjeta de la cámara sin memoria, y a pesar de el montonazo de fotos que me hago, luego solo me gustan 10 como mucho.
Tropiezo un montón de veces con la misma piedra, odio caerme, pero aún mas tener que levantarme.
Me encanta despertarme, mirar el reloj del móvil y ver que aún quedan horas o minutos para que me tenga que levantar.
Los fines de semana, y en verano, adoro levantarme tarde, muy tarde, aunque, luego me siento mal porque sé que he desaprovechado toooooooooda la mañana.
Y bueno, esta es solo una pequeña parte de mí, ya ves, perfectamente imperfecta.

Ali Rubio

9 comentarios:

Rocío♥ dijo...

Joder... lo estoy flipando, me parezco muchisimo a ti. Cuando he leido lo de las fotos me he partido de risa por que me pasa exactamente lo mismo haha.. tambn me encanta chinchar a mi mascota, en mi caso es un gatito :)
Besos lindaa!

doѕ locoѕ ғelιceѕ! dijo...

Buena descripcion de ti mismaa!! :D:D

Coincidimos en unas cuantas cosas!!

1besito nena!!

Susan dijo...

so lovely!!

ICanWaitForever dijo...

Aaaaaaaaa me encantó!
Perfectamente imperfecta, así soy yo también, en realidad, creo que todos, porque si fuéramos perfectos, de que serviría vivir? Sería todo tan aburrido... Estamos acá para caernos, levantarnos, y volver a tropezar con la misma piedra, pero al final APRENDER.
Gracias por tu comentario lindaaaa, un beso :)

For the heart i once had dijo...

Mmmmm si yo tuviera que hacer una descripción mia, sería algo parecida a la tuya jaja.
Un beso grande!

Laura eternalhappiness dijo...

ME ENCANTA TU BLOG , ESTA MUY BIEN ;).
UN BESAZO DE :

http://gritosdeeuforia.blogspot.com

SUERTEEE Y MUYYY GUAPAA EEEEH

Melo dijo...

Me encanta!!!

La perfeccion esta en lo imperfecto!!

Laura Pérez Gilabert dijo...

jajajja Qué texto más dulce y sincero! Me encantó!!! =)

Clarence dijo...

Lindo Blog ^^
Me gustan tus entradas n.n
Te sigo besos cuidate