viernes, 1 de abril de 2011


Hoy estoy feliz, muy feliz diría yo, esta mañana me he levantado de muy buen humor y la primera vez que me han llamado, y mira que es difícil, creo que ha sido porque he soñado que estaba en una boda ( en la que me he hinchado de llorar, en el sueño claro ) y eso me ha hecho levantarme ilusionada quizás.

Y también estoy feliz porque a partir de hoy voy a decir todo lo que pase por mi mente sin tener ese miedo del qué dirán.

Como decía hoy la felicidad corre por mis venas, y eso es algo que no pasa todos los días, y tengo que aprovecharlo, lo bueno es que es viernes, lo malo es que tengo clases dentro de un rato, así que poco voy a poder disfrutarla, pero bueno, estaré mas animada en clases y me enteraré mejor de las odiosas matemáticas.
Espero que también haya sido y sea un buen día para vosotros!


“ Me levanté temprano, sin la necesidad de que nadie me despertara, ni siquiera el despertador del móvil, y eso solo pasa cuando estoy nerviosa y deseando que llegue el día siguiente, para ser sincera, solo me suele pasar el día de reyes, pero hoy también paso, tal y como me levanté fui al baño, me lavé la cara, y me sentí guapa, me lavé los dientes, me puse las lentillas me hice un moño en la cabeza y me pinté la raya del ojo, volví a mi cuarto, me puse unos shorts una camiseta y unas chanclas de playa, cogí el móvil, las gafas de sol y las llaves, y bajé al salón para avisar a mi madre de que me iba, abrí la puerta y me fui. [ … ]
Ya estaba llegando a la playa, deseaba con todas mis fuerzas que él estuviera allí, y era casi seguro que estuviese, digo casi seguro porque no habíamos quedado, yo llevaba días viéndolo a esa hora en esa playa y decidí que hoy me presentaría, llegué a la playa y no lo vi, había una familia formada por los padres y dos niños ( me hizo recordar cuando yo era pequeña y hacía castillos de arena ) algo mas lejos había unas cuantas chicas tomando el sol y aun mas lejos había un grupo de chicos, crucé los dedos, cerré fuerte los ojos y deseé que al abrirlos y mirar hacia allí lo viera, pero, antes de que me diese tiempo a abrir los ojos de nuevo alguien me los tapó con sus manos y me preguntó;
-         ¿ Qué haces aquí ?
Me quedé paralizada, no, no podía ser él, apenas me había visto dos veces y no nos habíamos presentado, no tenía esa confianza conmigo, de modo que respondí sinceramente:
-         He venido a ver a alguien.
+ Y, ¿ A quién ? Si se puede saber claro.
-         A un chico, y venga, ahora dime quién eres.
Note como quitaba las manos de mis ojos por un momento pensé si girarme o no, y finalmente lo hice, y para mi gran sorpresa, ahí estaba el, con un bañador negro y blanco, una toalla azul sus Ray Ban y poco más.
-         Mm.. hola!
+ Hola, jajaja con que has venido para ver a un chico…
-         Si, bueno…
+ Y qué lo has encontrado ya?
En otro momento u otra ocasión hubiese dicho que no, y habría salido corriendo de la vergüenza, pero esta vez no, no volvería a arrepentirme de no dar el paso.
-         Si, lo he encontrado.
+ ¿ Y dónde está ?
-         Y tú a qué has venido?
+ Yo? A echar una rato tomando el sol, te apuntas o qué?
-         Que va, no me he puesto el bikini, no tenía intenciones de quedarme por mucho rato, así que me voy a ir ya.
+ Eh! Antes de irte me tienes que decir a quien has venido a buscar!
-         Y porqué tendría que hacerlo?
+ Porque quiero saberlo.
-         Pues, a aquel de allí.  – Dije señalando a lo lejos.
+ Mm.. a cuál de todos?
-         A el del bañador…. Rojo!
+ Te gusta?
-         Si, bueno, supongo, es que no lo conozco mucho.
+ A mi también me gusta una chica a la que apenas conozco, es más, ni siquiera sé su nombre, pero, tiene cara de llamarse… Lorena.
-         Pues, enhorabuena a esa Lorena.
+ Y tú como te llamas?
-         Yo? Lorena  – hasta ese momento no caí en lo que me había dicho antes.
+ Si es que soy adivino…
-         Qué se supone que has adivinado?
+ Tu nombre, y tu deberías haber deducido que eres tú quién me gusta.
-         Yo? Que yo te gusto?
+ Si, supongo… Pero vamos que, mucha suerte con el chico del bañador rojo.
-         No me desees suerte con él, no me hace falta, creo que me equivoqué al decirte el color del bañador, quien me gusta en realidad es un chico al que apenas conozco, no sé su nombre, y tiene un bañador blanco y negro, unas Ray Ban y una toalla azul…


Pero lo cambio todo por tus manos, quitándome la ropa viento en popa, recoge que nos vamos

Ali Rubio

5 comentarios:

doѕ locoѕ ғelιceѕ! dijo...

Alii!! Me ha encantandoo!! Es una historia real??

Me encanta la foto de la entrada y las nuevas del blog, y la frase del final tambien!!

Adoro tu blogg :D:D

Un beso princess!!

SweetElizabeth! dijo...

hey! que bueno que hoy estes feliz y de buen humor (: me gusto la historia, me hizo sonreir. abrazos

Alii dijo...

No, no es real, ojalá lo fuera, y la viviese o yo, o mi amiga Lorena.

Me alegro muchísimo de que te guste todo! :)

Un besito cari! :)

SweetElizabeth! Muchas gracias, me alegro de que te gustara, un besito!

Micaela dijo...

Muy lindo blog:)
Gracias por tu comentario, te sigo, espero que vos tambn :)
BESOS!

Alii dijo...

Me alegro de que te guste, y gracias por seguirme, un besito! :)